• unnamed (1)

Los concentrados plaquetarios, conocidos entre otros nombres como Plasma Rico en Plaquetas (PRP) o Plasma Rico en Factores de Crecimiento (PRFC), son una técnica de regeneración de los tejidos humanos utilizada para acelerar la curación de lesiones musculares, ligamentarias, tisulares y/o articulares.

Como se obtienen estos concentrados?

Para obtenerlos, se concentran las plaquetas de la sangre del paciente en un volumen más pequeño y se aplican al lugar de la lesión con la finalidad de que éstas liberen allí los factores de crecimiento que transportan.

Gracias a la acción de los factores liberados por las plaquetas, se reduce el dolor y se acelera la curación de las lesiones, permitiendo una recuperación más rápida del paciente.

El proceso biológico de la reparación tisular.

Después de un traumatismo o de cualquier intervención quirúrgica, se ponen en marcha los mecanismos necesarios para su curación. Ésta puede ser reparativa o regenerativa. Hablamos de reparación cuando el tejido es sustituido por otro similar, pero no idéntico. Por el contrario, se denomina regeneración a la completa reconstitución de la parte dañada. Cualquiera de las dos modalidades lleva parejo un complejo proceso que involucra muchos tipos celulares y factores de crecimiento.

Procesos de obtención de concentrados plaquetarios.

Aunque existen muy diversos protocolos para su obtención, un punto en común es que todos se obtienen a partir de sangre a la que se añade anticoagulante y se procesan, de manera habitual, como máximo una hora antes de ser administrados. La extracción de sangre debe de realizarse de tal forma que se evite la hemolisis (se manifiesta por la formación de espuma en la sangre extraída). La separación del plasma se consigue mediante la centrifugación; normalmente entre 8-12 minutos con una velocidad comprendida entre 225-480G. Así se obtienen las distintas fracciones: ∙ Glóbulos rojos. ∙ Plasma Rico en Plaquetas (PRP con o sin glóbulos blancos). ∙ Plasma Pobre en Plaquetas.

Los rendimientos que se obtienen son dependientes de la tasa de hematocrito del paciente. Se calcula que se consigue un 10% del volumen extraído; de esta manera si se extraen 30 ml, se consiguen alrededor de 3 ml de PRP.

Aplicaciones clínicas – Indicaciones.

Las aplicaciones del PRP son muy diversas. Hace años se utilizaba como coagulante, sellante y compactante de injertos óseos en cirugía26, 27, 28. Además, eran empleados con el fin de acelerar la consolidación ósea o contribuir en los retardos de consolidación29. En los últimos años, se están generando nuevas terapias basadas en el potencial regenerativo y antinflamatorio de los factores de crecimiento de las plaquetas. Desde hace más de diez años que se utiliza el tratamiento del PRP en la medicina deportiva: lesiones musculares30, tendinosas31, ligamentarias32, 33; así como en trastornos degenerativos: artrosis, condropatías34 y problemas de cicatrización35. En las lesiones crónicas, el objetivo es tratar de activar el proceso reparativo que se encuentra estancado. Por otro lado, en las lesiones agudas, buscamos la aceleración de la reparación que ya está en marcha, acortando así los plazos de la curación. En la actualidad, la mayoría de las aplicaciones en medicina deportiva se podrían agrupar en cuatro categorías: tendinopatías crónicas, lesiones musculares, lesiones ligamentarias agudas y uso intra-operatorio. Mención aparte merecerían las enfermedades articulares degenerativas.

    • Tendinopatias crónicas.
    • Tendinosis del codo – Epicondilitis – epitrocleitis.
    • Tendinopatia del tendón de Aquiles.
    • Fascitis plantar.
    • Tendinosis rotuliana.
    • Lesiones musculares.
    • Lesiones ligamentarias agudas.

Uso intraoperatorio del plasma rico en plaquetas.

    • Reparacion de la ruptura aguda del tendón de Aquiles.
    • Reparacion del manguito de los rotadores.
    • Reparacion aguda del cartílago articular.

Plasma Rico en Plaquetas y Artrosis.

El tratamiento con PRP para las lesiones degenerativas articulares se encuentra todavía en desarrollo. Se busca frenar la progresión del proceso degenerativo articular y disminuir la sintomatología local que dicho proceso produce en el paciente. En pacientes con poca afectación articular, se están obteniendo buenos resultados debido al efecto condro protector y restaurador del equilibrio fisiológico que aporta esta nueva terapia. Las investigaciones orientan en el sentido de retraso del avance de la enfermedad80, 86, 87. La eficacia clínica del PRP en la articulación es atribuida a varios efectos: ∙ Efecto anabólico en el metabolismo del cartílago. ∙ Bloqueo en la degradación del mismo. ∙ Restitución del ambiente fisiológico en la articulación inhibiendo la inflamación y disminuyendo el dolor. Al valorar los síntomas que produce la artrosis, usando escalas validadas, se puede observar que el 61 % de los pacientes experimentan una significativa disminución del dolor y cierta recuperación de su capacidad de movimiento80, 86. En los casos en los que se aprecia líquido sinovial inflamatorio, al realizar la artrocentesis (evacuación del exceso de líquido que existe en el interior de una articulación) e introducir el PRP, éste actúa sobre la membrana sinovial y los sinoviocitos, estimulando la producción de ácido hialurónico y otras moléculas bioactivas. El resultado de estos cambios es la mejora de la calidad del líquido sinovial y la disminución de la inflamación y del dolor88. En el 2009, Saito y sus colaboradores89 documentaron que el uso del PRP detenía la progresión de la artrosis en conejos. Ese mismo año, Kon y sus colaboradores90 informan del potencial en reducción del dolor de las infiltraciones de PRP y del potencial de mejora de la funcionalidad de la rodilla. Sampson y sus colaboradores, estudiaron las infiltraciones de PRP en el 2010 en pacientes que sufrían artrosis tipo I y tipo II, encontrando mejoras en ambos tipos91. Fortier92 en el 2011, demostró las bondades de estos tratamientos en los cartílagos de diversos animales.

 

Para acceder a las citas y evidencia científica, sugerimos visitar la fuente en:

http://www.mbainstitute.eu/recursos/boletines/12mk075-boletin-mba-institute-bo09es-150ppp.pdf