• ARTROSCOPIA SIMPLE1

Las rupturas meniscales representan una lesión habitual en la rodilla. Pueden ocurrir a cualquier edad, en los pacientes jóvenes más frecuentemente en eventos deportivos, y en los pacientes adultos debido generalmente a procesos denominados ¨degenerativos¨, donde el menisco a través del tiempo pierde la elasticidad, se torna rígido, se deshidrata y finalmente se produce la ruptura, en traumatismos menores, o bien sin recordar alguna situación específica. La indicación correcta del tratamiento de estas lesiones es fundamental para el buen pronóstico, no todos los pacientes son buenos candidatos para una cirugía, así como también otros pacientes no son buenos candidatos para el tratamiento conservador (fisioterapia, antiinflamatorios, kinesiología)
La cirugía artroscópica es un método mínimamente invasivo donde, mediante 2 incisiones pequeñas en la rodilla, se logra ver por medio de una cámara el interior de la misma, identificar el menisco roto y finalmente realizar la reparación, siendo esta la resección del fragmento inestable del mismo (meniscectomía parcial) o, en algunos casos específicos, recurrir a una sutura meniscal.
Al ser mínimamente invasiva, el paciente es dado de alta rápidamente, con una alta tasa de éxito y recuperación para retomar sus actividades deportivas, cotidianas, etc.